Actualitat

El Puerto de Barcelona cuenta con la terminal de contenedores más avanzada del Mediterráneo. La semiautomatización aumenta la eficiencia de unos procesos integrados y controlados de manera remota.

 

 

Miguel A Bretones és ingeniero superior de Caminos, Canales y Puertos. Actualmente trabaja en Terminal Catalunya SA, de Hutchison Port Holdings Group. Previamente formó parte de Solutions 4 Engineering SL.

 Descarregueu la crònica en PDF  | Descarregar presentació

Hace cuatro años, la multinacional china Hutchison Port Holdings empezó la construcción en el Puerto de Barcelona de la que tenía que ser, en el momento de su puesta en marcha, la terminal de contenedores tecnológicamente más avanzada del Mediterráneo. Esta infraestructura ha sido construida en un tiempo récord de 21 meses y ha supuesto un volumen de inversión superior a los 200 millones de euros.

 El diseño funcional de la terminal Barcelona Europe South Terminal (BEST) busca la máxima densidad de almacenamiento y está pensado para alcanzar la máxima eficiencia. “Un modelo de innovación e integración tecnológica buscando la eficiencia para servir a los clientes de manera ágil y rápida”, es el objetivo principal en palabras de Miguel A. Bretones.

 El secreto del éxito es el concepto operativo de semiautomatización. “Es un almacén automático, las decisiones se toman a través de un sistema informático”, destaca Bretones. 36 robots operan el almacén de contenedores de manera automática a una velocidad de 16 km/h. Por otro lado, las operaciones del lado mar se gestionan manualmente con unas grúas que son para Bretones “la joya de la corona”.

 La integración de los flujos de operaciones en un software que agrupa toda la operativa permite alcanzar unos niveles de productividad por encima de otras terminales. Todo se controla desde una estación de operación remota. El ingeniero de Hutchison valora que “el uso intensivo de los sistemas de información para gestionar la totalidad del ciclo de operaciones es un elemento esencial para obtener buenos indicadores”.

 Bretones no duda en achacar una parte importante del éxito conseguido con la primera fase de la terminal BEST a la visión local/global del proyecto, con el acuerdo de todos los actores implicados y gestionando las correspondientes expectativas. 

El Puerto de Barcelona cuenta con la terminal de contenedores más avanzada del Mediterráneo. La semiautomatización aumenta la eficiencia de unos procesos integrados y controlados de manera remota.

 

 

Miguel A Bretones és ingeniero superior de Caminos, Canales y Puertos. Actualmente trabaja en Terminal Catalunya SA, de Hutchison Port Holdings Group. Previamente formó parte de Solutions 4 Engineering SL.

 Descarregueu la crònica en PDF | Descargar presentación

Hace cuatro años, la multinacional china Hutchison Port Holdings empezó la construcción en el Puerto de Barcelona de la que tenía que ser, en el momento de su puesta en marcha, la terminal de contenedores tecnológicamente más avanzada del Mediterráneo. Esta infraestructura ha sido construida en un tiempo récord de 21 meses y ha supuesto un volumen de inversión superior a los 200 millones de euros.

 El diseño funcional de la terminal Barcelona Europe South Terminal (BEST) busca la máxima densidad de almacenamiento y está pensado para alcanzar la máxima eficiencia. “Un modelo de innovación e integración tecnológica buscando la eficiencia para servir a los clientes de manera ágil y rápida”, es el objetivo principal en palabras de Miguel A. Bretones.

 El secreto del éxito es el concepto operativo de semiautomatización. “Es un almacén automático, las decisiones se toman a través de un sistema informático”, destaca Bretones. 36 robots operan el almacén de contenedores de manera automática a una velocidad de 16 km/h. Por otro lado, las operaciones del lado mar se gestionan manualmente con unas grúas que son para Bretones “la joya de la corona”.

 La integración de los flujos de operaciones en un software que agrupa toda la operativa permite alcanzar unos niveles de productividad por encima de otras terminales. Todo se controla desde una estación de operación remota. El ingeniero de Hutchison valora que “el uso intensivo de los sistemas de información para gestionar la totalidad del ciclo de operaciones es un elemento esencial para obtener buenos indicadores”.

 Bretones no duda en achacar una parte importante del éxito conseguido con la primera fase de la terminal BEST a la visión local/global del proyecto, con el acuerdo de todos los actores implicados y gestionando las correspondientes expectativas. 

Share This